Cavitación intraadipocitaria

La Cavitación Intraadipocitaria es un nuevo descubrimiento científico que consite en el tratamiento de las adiposidades. Entre sus características destacan la capacidad de reducir la celulitis y la obesidad (grasa localizada) sin provocar ningún tipo de flacidez.

Este nuevo avance científico permite realizar en solo una sesión un tratamiento que reafirma la piel y reduce el volumen corporal. Consiste básicamante en el vaciado de los adipocitos (células grasas) y puede aplicarse tanto en el cuerpo como en el rostro (por ejemplo, para eliminar la papada).

En los caso de envejecimiento de la piel, la cavitación intraadipocitaria permite el rejuvenecimiento de la tez gracias a la eliminación de los surcos nasogenianos, la flacidez, el doble mentón, etc. Este revolucionario método de cavitación no necesita de infiltraciones de medicamentos y sueros ni anestesia ya que no produce dolor.

Cavitación intraadipocitaria

Entre otras tecnologías utilizadas para llevar a cabo la cavitación intraadipocitaria encontramos PIELUM (equipo de radiofrecuencia cavitatoria intraadipocitaria), una máquina capaz de ofrecer numerosos beneficios y ventajas:

  • Estimula que los fibroblastos se multipliquen y la síntesis del colágeno y la elastina sin provocar la destrucción de las redes de colágeno.
  • Se produce la neoformación de capilares dérmicos. De esta manera se mejora el riego sanguíneo y se previene la formación de celulitis.
  • No se provoca la alteración del ADN de las células. Tampoco se forman radicales libres.
  • No existe riesgo cardíaco debido a la formación de microburbujas y turbulencias en las arterias o venas.
  • No produce las alteraciones metabólicas ni aumenta los triglicéridos..
  • No descalcifica ni fisura los huesos.

En definitiva, la cavitación intraadipocitaria consiste en el vaciado de la grasa de los adipocitos sin provocar la muerte celular. No son necesarias las agujas para llevar a cabo el tratamiento y por tanto, no provoca dolor.

El aparato utilizado para realizar el tratamiento (PIELUM), funciona emitiendo dos ondas electromagnéticas que están sincronizadas. Es como un mecanismo vibratorio que ayuda a la reducción de la grasa a la vez que estimula los fibroblastos. Provoca también la creación de colágeno.

Gracias a la cavitación intraadipocitaria conseguirás una remodelación de tu cuerpo así como la reafirmación de todas aquellas partes en las que te realices el tratamiento.

Tratamientos faciales

Se recomiendan al menos de 4 a 8 sesiones realizadas con un intervalo de 3 semanas entre ellas.

  • Frente
  • Patas de gallo
  • Mejillas
  • Cuello y escote
  • Labios
  • Doble mentón

Tratamientos corporales

El número de sesiones necesarias para los tratamiento corporales varían en función de la persona y de cómo responda su cuerpo al tratamiento.

  • Abdomen
  • Piernas
  • Brazos
  • Caderas
  • Gluteos

Contraindicaciones y riesgos de la cavitación intraadipocitaria

No se recomienda realizar este tratamiento a personas que se encuentren en las siguientes situaciones:

  • Personas que llevan un marcapasos.
  • Personas que llevan placas metálicas en el cuerpo.
  • Personas que sufren de epilepsia.
  • Durante la menstruación no debe hacerse en el vientre o cerca del útero.
  • Menores de 12 años.
  • En pieles mojadas o húmedas.
  • Embarazadas o lactantes.
  • Personas con procesos degenerativos de la piel u otros órganos.
  • Personas con focos infecciosos.
  • En zonas con varices o hemorragias.
Cavitación intraadipocitaria

Diferencias entre cavitación ultrasónica y cavitación intraadipocitaria

A continuación explicamos algunas de las diferencias que existen entre la cavitación ultrasónica y la cavitación intraadipocitaria. La cavitación ultrasónica se produce mediante unas ondas de baja frecuencia pero de alta intensidad (ultrasonidos) que gracias a estas características son capaces de pasar a través de los tejidos provocando que las moléculas se separen y se rompan. Lo hace mediante la creación de microburbujas que van creciendo paulatinamente hasta que estallan generando calor y presión.

La cavitación ultrasónica provoca por lo tanto:

  • Formación de radicales libres.
  • Fragmentación molecular.
  • Ruptura de células y membranas celulares.

La Cavitación Intraadipocitaria, por otro lado, es un descubrimiento que utiliza las ondas electromagnéticas de alta frecuencia y que llegan a estar en la gama de radiofrecuencia. La cavitación intraadipocitaria permite el rejuvenecimiento cutáneo y la acumulación de grasa localizada.

La cavitación intraadipocitaria provoca por lo tanto:

  • La liberación de energía térmica.
  • Aumento de la temperatura.
  • Reestructuración de las macromoléculas polares, como por ejemplo, el colágeno.

En definitiva, la diferencia básica entre la cavitación ultrasónica y la intraadipocitaira es que la primera utiliza ultrasonidos, mientras quel la otra utiliza radiofrecuencias.