Frecuencia de las sesiones de cavitación

La frecuencia con la que tienes que someterte a las sesiones de cavitación depende directamente del nivel y el tamaño de las zonas a tratar así como el estado inicial físico de la paciente. Es decir, cuanto más grasa tengas que eliminar, más sesiones serán necesarias y cuando mayor sea la zona también.

Lo normal es que como mínimo se hagan unas 3 sesiones y hasta 6, pero esto debe considerarse solo como una guía y en todo caso depende del paciente.

También es esencial saber cuánto tiempo tiene que pasar entre una sesión de cavitación y otra. Por lo general resulta mucho mejor que de una sesión a otra haya entre 10 y 70 días, pero también depende de cada paciente. Lo mejor es que consultes con el profesional que te vaya a atender para que pueda ofrecerte la mejor solución a tu estado físico.

Frecuencia de la cavitación

Es muy interesante realizar otro tipo de tratamientos de manera simultánea para mejorar los resultados que pueda ofrecerte la cavitación. Entre todas las terapias complementarias que existen destacan las terapias de combinación conocidas y sus efectos terapéuticos. Es oportuno introducir en el protocolo de tratamiento algunas terapias que tienen una fuerte sinergia con la cavitación. La técnica de la carvo-cavitación se realiza simultáneamente y optimiza el resultado final. Ocurre lo mismo con la mesoterapia, presoterapia y la plataforma vibratoria.

Como has podido comprobar con toda esta información, el proceso general de la cavitación depende mucho de cada persona. La frecuencia de las sesiones, la cantidad e incluso la utilización de otros tratamientos depende mucho de si te encuentras en tu peso ideal o no. Y en el caso de encontrarte en tu peso ideal, depende de la grasa localizada que tenga acumulada tu cuerpo. De todas formas, hay valores seguros con los que, si te adaptas a ellos, no tendrás problemas. Es decir, toma la posibilidad más flexible. En el caso de la frecuencia de las sesiones, si no estás segura, espera los 70 días entre una sesión y otra.

Tanto los profesionales médicos como estéticos están totalmente capacitados para decirte la cantidad de sesiones que necesitas y con qué frecuencia tomarlas.