La Cavitación Médica

En el pasado, la cavitación también era conocida como ILCUS médico. A mediados de los años ochenta fue una técnica utilizada para la absorción de sustancias a través de la cosmetología de la piel. A través de diversos estudios, se descubrió que el uso de la infiltración de agua destilada en el tejido adiposo, aumentaba de la eficiencia de la cavitación.

Así, el método médico de la cavitación se distingue de la cavitación estética porque el cirujano aplica la infiltración de solución salina mezclada con un anestésico local, mientras que la estética es sólo la aplicación de los ultrasonidos.

Obviamente, la cavitación médica es mucho más eficaz y duradera, y debe ser realizada solamente por cirujanos plásticos cualificados, aunque se trata de una intervención no quirúrgica. La intervención médica en la cavitación se realiza con cirugía ambulatoria en un quirófano equipado para cualquier eventualidad.

La Cavitación Médica

Junto al cirujano, un anestesista también se asegurará de que la sedación parcial, le permita, a lo largo del período de la intervención, seguir siendo capaz de hablar con los médicos.

La grasa se extrae con cánulas especiales que son muy delgadas y sin el uso de máquinas de aspiración, pero con jeringas especiales. Si la cirugía está bien realizada, el paciente no tendrá ningún trauma o dolor. La pequeña incisión de unos dos o tres milímetros se realiza en zonas ocultas que no se podrán ver. Si la cavitación médica se hace en el abdomen, es necesario un vendaje con cinta adhesiva elástica o un medias de alta compresión (similar a unas fajas panty), que se retirarán después de unos siete días.

Como puedes leer, la cavitación médica es una técnica totalmente segura que te ofrece la posibilidad de ponerte en mano de los mejores cirujanos. Al no precisar de quirófano, los riesgos son mínimos pero como comprenderás, es necesario que el anestesista esté presente por si surge alguna complicación. Gracias a la anestesia local no sentirás ningún tipo de dolor y podrás seguir hablando con los médicos mientras realizan la intervención.

A diferencia de la cavitación estética, la cavitación médica de ofrece mejores resultados y de larga duración. Te asegurarás de tener un cuerpo perfecto en una sola sesión que te permitirá presumir de una figura totalmente tonificada y una piel tersa ya que la cavitación te conseguirá además una piel sin flacidez.