Lipoescultura

La lipoescultura se puede realizar en la mayoría de las áreas del cuerpo, desde la barbilla o el cuello hasta el abdomen o los muslos.

En primer lugar, el médico hará una pequeña incisión aproximadamente de un centímetro de largo, cerca de las bolsas específicas de grasa. Entonces, se inserta un tubo delgado a través de esta incisión. Las células de grasa se succiona suavemente fuera del cuerpo a través de este tubo.

Este tubo es más delgado que el utilizado para cirugías de liposucción tradicionales, dando al cirujano un mayor control sobre la eliminación de las células de grasas. La cantidad de grasa eliminada con este proceso es menor al de la Liposucción.

Lipoescultura VS liposucción

La liposucción es un procedimiento que se puede llevar a cabo en personas con grandes y medias cantidades de grasa acumuladas. Es la técnica más comúnmente utilizada para eliminar la grasa no deseada de los pechos, los brazos, el estómago, las caderas y los muslos. Con el fin de realizar este procedimiento, se suele utilizar anestesia general debido a que la cirugía dura bastante tiempo y durante la misma es succionada mucha grasa fuera del cuerpo. Sin embargo, algunas técnicas modernas de liposucción pueden emplear anestesia local.

Lipoescultura

La lipoescultura es principalmente un término de marketing utilizado para impulsar una cierta variación de la liposucción. Tanto la lipoescultura como la liposucción eliminan la grasa y esculpen el cuerpo. Sin embargo, la lipoescultura utiliza la técnica tumescente acompañada de unas pequeñas cánulas (tubos) y la anestesia local. El paciente suele estar despierto durante la cirugía, ya que solo se extrae una pequeña cantidad de grasa.

Diferencias entre lipoescultura y liposucción

Hay muchas diferencias entre la lipoescultura y la liposucción en cuanto a precios, tasas de éxito, riesgos y tiempos de recuperación. El precio de una lipoescultura varía entre los 1.3000 a 4.000 € mientras que una liposucción puede llegar hasta los 6.000€.

Las tasas de éxito tanto de la lipoescultura como de la liposucción son muy altas. Por otra parte, hay ciertos riesgos que acompañan a estos procedimientos también. La lipoescultura y la liposucción pueden producir infecciones, hemorragias internas y coagulación. Un problema más específico que se encuentra comúnmente en lipoescultura son las reacciones alérgicas debido a la administración de medicamentos tales como anestesia local.

Por último, los períodos de recuperación para los dos procedimientos son cortos. Para la lipoescultura, es necesaria menos de una semana antes de que una persona pueda volver a su rutina normal. Lo mismo ocurre con las personas que se han sometido a la liposucción ya que la mayoría de ellas son capaces de reanudar sus actividades normales a la semana después del procedimiento. No obstante, la liposucción requiere el uso de vendas compresoras durante al menos un mes después de la cirugía.

¿Soy buen candidato para la lipoescultura?

La mayoría de los pacientes que se someten a la lipoescultura lo hacen porque se han dado cuenta de que, en sus casos, la dieta y el ejercicio no han sido suficiente para conseguir la silueta deseada. Si estás en su peso ideal aproximadamente pero todavía tienes zonas de grasas localizada o quieres modelar tu silueta y definirla, la lipoescultura puede ser adecuada para tu caso. En general, la mayoría de los adultos en buena salud pueden someterse a tratamientos de lipoescultura.

Lipoescultura

¿Cuánto cuesta una lipoescultura?

Hay muchos factores que afectan al precio de la lipoescultura. Una lipoescultura cuesta como mucho 4.000€, no obstante, dependiendo de la zona a tratar, la clínica y los profesionales puede oscilar ampliamente. Una lipoescultura de alta definición (high definition) es un procedimiento de lipsoculpture que lleva más tiempo porque requiere más incisiones y por tanto el coste total es mayor al de una lipsculptura estándar.

Beneficios de la lipoescultura

El principal beneficio de la lipoescultura es la mejora del control sobre los resultados estéticos. Elimina las protuberancias, bultos e hinchazones que pueden resultar después de la cirugía de liposucción tradicional.

En muchos casos, la lipoescultura se puede realizar a través de incisiones más pequeñas que las requeridas para la liposucción. Estas incisiones más pequeñas ofrecen menos efectos secundarios y una recuperación más rápida. Algunos pacientes de lipoescultura, incluso vuelven al trabajo al día siguiente. Muchos pacientes encuentran que el procedimiento en sí es más cómodo debido a la utilización de herramientas más especializadas, que evitan el trauma a los tejidos circundantes.

Desventajas de la lipoescultura

lipoescultura está particularmente bien adaptada para las pequeñas áreas del cuerpo, pero puede no ser ideal para las zonas más comúnmente tratadas, como el abdomen, ya que elimina la grasa a un ritmo más lento. Esto puede dar lugar a un procedimiento prolongado del tratamiento de una gran área. Además, debido a las herramientas especializadas utilizadas, el tiempo adicional que supone, y la habilidad que se requiere del cirujano, los procedimientos de lipoescultura tienden a ser más caros que la liposucción tradicional.