Terapias complementarias a la cavitación

Aunque la cavitación por sí sola ofrece muy buenos resultados, no está de más combinarla con otros tratamientos que, utilizados de manera simultánea pueden ayudarte a mejorar los resultados o conseguirlos más rápidamente. Entre las terapias complementarias que existen te sugerimos las siguientes:

Presoterapia: se trata de una terapia que se aplica mediante un sistema de compresión totalmente diseñado con el objetivo de aumentar el flujo venoso y linfático. De esta manera se mejora la limpieza del fluido extra celular. Es una de las terapias más frecuentes para combinar con la cavitación. Cuando las empresas deciden crear packs que ofrecen tratamientos distintos la presoteriapia es uno de los esenciales para aplicar con la cavitación.

Terapias complementarias a la cavitación

Mesoterapia: es una técnica que trata las zonas elegidas con microinyecciones que incluyen medicamentos convencionales, homeopáticos, vitaminas, minerales, etc. El hecho de que se utilicen inyecciones hace que muchas de las personas tengan reparos a la hora de elegirla como tratamiento pero sin duda es muy eficaz también y más aún cuando se realiza a la misma vez que se están realizando sesiones de cavitación.

Plataforma vibratoria: es una plataforma que crea vibraciones que actúan sobre los músculos haciéndolos vibrar de manera involuntaria. De este modo se tonifican los músculos. Es una de las mejores maneras que existen para ejercitar los músculos de manera pasiva. Cuando una persona decide seguir un tratamiento de cavitación debe estar en un estado físico bueno, es decir, encontrarse en su peso ideal y realizar ejercicio. Si no haces ejercicio la plataforma vibratoria te ayudará a sustituir dicho ejercicio por sesiones vibratoria. La tonificación de los músculos te dejará una piel tersa y eliminará la flacidez.

Drenaje linfático: el drenaje se realiza con un masaje que favorece la acción del sistema linfático para que actúe con mayor efectividad a la hora de eliminar líquidos. Como ya has podido leer en otras secciones de esta web, es esencial que después de un tratamiento de cavitación se elimine la grasa a través de los líquidos. El drenaje linfático es sin duda una de las mejores técnicas para combinar con la cavitación porque te ayudará a eliminar la grasa de forma más rápida. Es esencial beber mucha agua para ayudar a la eliminación de líquidos.