Ultracavitación Dual Expansiva

La Ultracavitación Dual Expansiva es una técnica estética realizada por profesionales que funciona a través de la aplicación de dos métodos distintos. Por un lado, la sonicación médica y las ondas de choque.

Sonicación Médica

Es la emisión de ultrasonidos de alta potencia de variable frecuencia. Estos ultrasonidos provocan burbujas en el interior de la piel dando lugar al efecto de la cavitación. Las burbujas se expanden hasta que se rompen provocando así mismo la rotura de las células de grasa (adipocitos).

Ondas de choque

Sirven para ablandar y permeabilizar el tejido graso. De esta manera se favorece el proceso de la sonicación y reabsorviendose la grasa y drenando los residuos.

Ultracavitación Dual Expansiva

A continuación se detallan algunas aplicaciones de la Ultracavitación Dual Expansiva.

  • Reduce el volumen corporal.
  • Afina el contorno corporal.
  • Elimina la piel de naranja o la mejora.
  • Tensa los músculos y el tejido cognitivo.
  • Elimina la celulitis.
  • Sirve para hacer correcciones después de una liposucción.

En definitiva, la Ultracavitación Dual Expansiva es un sistema que trabaja rompiendo los nódulos de celulitis. De esta manera se libera la grasa que se elimina a través de la piel y del sistema linfático. Conseguir eliminar la piel de naranja por completo es difícil pero este tratamiento puede ayudarte a reducirla mucho y de muchas zonas del cuerpo, como por ejemplo los glúteos, los muslos o la barriga.

Lo más interesante de este tratamiento es que puede adaptarse a cada caso y ofrecer una solución apropiada. Es un método totalmente adaptable a cada persona permitiendo elegir una frecuencia adecuada para cada tipo de cuerpo o zona corporal. Antes de comenzar el tratamiento se realiza un estudio que determinará la frecuencia y la intensidad de las sesiones.

Imaginar como funciona es muy sencillo. Las células de grasa se encuentran dentro de una membrana. Es como si dentro de una bolsa (nuestra zona corporal con celulitis) tuviésemos un montón de globos rellenos de agua (células rellenas de grasa). Imaginemos que en esa misma caja, metiésemos más globos, esta vez rellenos de aire. Llegaría un momento en el que no cabrían más y se generaria mucha presión. Esta presión provocaria la explosión de los globos, tanto los de aire como los de agua. Con la liberación del aire no ocurriría nada pero con la del agua sí. Ésta se expandería siendo liberada por el organismo.

De esta manera, una vez hubiesen explotado muchos de estos globos, la bolsa edería y se haría más pequeña. Es decir, reducimos el contorno corporal y desaparece la piel de naranja. Obtendremos una piel elástica y más firme que nunca.

El tratamiento es distinto para cada tipo de persona. Se considera positivo realizar drenajes después de someterse a este tratamiento ya que ayudará a eliminar la grasa liberada.